Reflexiones

Cuando todo cambia en un instante es muy sencillo caer, rendirse y compadecerse de uno mismo. Lo difícil es luchar por seguir adelante. Nadie dijo que la vida fuese fácil, el coraje de cada uno marcará la diferencia. No permitas que tus miedos y angustias te impidan vivir a tu manera. Disfruta de cada momento, el final es el mismo para todos pero la vida… solo tú decides como vivirla.

Un destino sin corazón

Sandra Raya Porcel

A %d blogueros les gusta esto: