Nueva novela en marcha…

Al principio la gente hablaba, las miradas de compasión se convertirían en indiferencia, la criticaban por aquella actitud, nadie entendía el sufrimiento que estaba viviendo y que solo conseguía paliar con los abrazos de su hijo. En él volcó las pocas fuerzas que le quedaban, en hacerlo feliz o intentar al menos que lo fuese. Nadie podría ponerse en su piel, entender su sufrimiento o sanar aquella herida que ahondaba en su corazón.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s