Pensamientos del alma

Que bonita es la inmensidad del mar , pensaba mientras sus pies quedaban enterrados en la fina arena de la playa cuando las olas jugaban a hacerlos desaparecer a su paso.

Le encantaba sentirse libre, escuchar en silencio todo lo que aquel océano quería contarle. Las idas y venidas del agua cristalina con su inseparable toque salino que impregnaban sus pulmones y cubría su mente con la intención de limpiarla de tanta contaminación diaria.

Llevaba años visitando el lugar, daba igual que hiciera frio o calor, que lloviese o granizase, su alma y él necesitaban aquella conexión en la intimidad del virgen oleaje. Eso era lo que le devolvía a la vida, lo que le hacía conectar con su yo interior al que tanto le costó escuchar pero que sin embargo, casualidades o no del destino, apareció cuando  más lo necesitaba.

Desde entonces dedica parte de su tiempo a atenderlo, cuando cubre sus necesidades más inmediatas se siente pleno porque todo vuelve a cobrar sentido, es entonces cuando recuerda y comprende de que va esto a lo que llamamos vida.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

 

 

2 comentarios en “Pensamientos del alma

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s