Silencio

Cae el día, llega la noche, la calma del silencio, un silencio que unos agradecen y otro no tanto. Las dos caras de la moneda. Los que viven rodeados de gente, del bullicio de la calle, de la eterna juventud frente a los que les ha tocado afrontar la última parte del camino en soledad. Esos mismos que hace tiempo se quedaron  sordos entre cuatro paredes, que dejaron de oír por obligación. Que se vieron abandonados porque a los pocos que permanecían a su lado les tocó partir antes de tiempo.

De los que nadie recuerda porque no hay tiempo para eso. Porque los quehaceres diarios cargados de obligaciones nos hacen dejar de pensar en las personas. En los vecinos, en los conocidos.

Porque mueren solos y angustiados, porque la vida los abandonó como ya lo hizo el destino cuando decidió cambiar su suerte algún tiempo atrás.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

Un comentario en “Silencio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s