Aventuras

Continuó su camino sin mirara atrás, sin remordimientos pero con mucha tristeza, tenía que marcharse, la vida le había obligado a hacerlo. Comenzaba un largo viaje cargado de aventuras.

Caminó sin cesar, a pesar de no haber parado ni un minuto no estaba cansado, con la sensación de libertad como única compañía se introdujo en la oscuridad del camino, un camino que le hizo apreciar la inmensidad del cielo, el maravilloso brillo de cada una de las estrellas que lo observaban desde tan lejos para decirle que no estaba solo, que ellas también lo acompañarían en las largas noches de invierno, en las calurosas noches de verano.

Se topó con un inmenso lago de agua cristalina, rodeado de árboles milenarios, un auténtico regalo de la naturaleza. Sin pensarlo ni un instante decidió zambullirse en aquellas tranquilas aguas, nadó durante un largo rato, disfrutó de su agradable temperatura para más tarde continuar por el sendero.

Salió relajado, tranquilo, impregnado de paz continuó por un camino que no lo llevaría a ningún sitio, un camino que terminó cuando la alarma del reloj sonó para devolverlo a la realidad, a la rutina del día a día de la que solo conseguía escapar cuando su espíritu quedaba liberado mientras el resto de su ser dormía plácidamente.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

 

2 comentarios en “Aventuras

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s