Vuelta a empezar

Su espíritu gozó de libertad, lo hizo en paz, tranquilo, sin presión ni angustia, con calma, la misma calma que tanto deseo y añoro.

La disfrutó instante a instante, momento a momento hasta que le toco volver, encarnar en un nuevo cuerpo. Aún le quedaba tanto por aprender, tantas deudas que resolver.

Aunque se resistió al final no le quedo más opción que aceptar su vuelta con resignación. Había llegado el momento de regresar y contra eso era imposible luchar.

Nació en un nuevo mundo, aquella libertad tan solo duró unos segundos, cuando llegó ya tenía implantada una identidad, una religión, un modo de hacer las cosas, de ver la vida.

Su espiritú comenzaba de nuevo, volvía a encerrarse, regresaba a la cárcel, a la cárcel del alma. De nada le serviría revelarse, su mente no lo entendería,  la sociedad tampoco lo haría, lo tacharían de locura seguro.

Nació en la época equivocada o quizás no. Su alma decidió que ese era el momento de volver con un clara intención, con un motivo que tendría que descubrir para poder avanzar.

Aún le quedaba el consuelo de que tarde o temprano volvería a volar, a dejar este mundo y recuperar la libertad. De regresar a ese lugar en el que no existen etiquetas.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s