Sin entendimiento

Sonó el teléfono, miró la pantalla, pensó en no descolgar, después de tanto tiempo no tenía nada que decirle. Tras uno segundos decidió cogerlo, al menos para saludar. Fue una conversación sin muchas palabras, cargada de silencio. A momentos incluso incómoda. Tras unos minutos se despidió con cierta intención de volver a hablar algún día… o quizás no. Estaba confusa, la vida había cambiado mucho desde entonces o  tal vez no fue la vida la que cambió sencillamente ella ya no era la misma.

Continuó con su rutina sin poder quitarse de la cabeza aquella breve conversación. Tampoco entendió aquella llamada después de tanto tiempo. Si buscaba algo ya era demasiado tarde. Esperó durante largos días, amargas noches un gesto por su parte, un ápice de preocupación que sin embargo nunca llegó a producirse.

La dejó sola con su duelo. Lo que para él fue una cuestión de respeto ella sin embargo lo vivió como un  abandono. Poco a poco fue desengañándose dándose cuenta de que no era la persona que ella pensaba, que quería a su lado.

Él tampoco estuvo bien , pensó en llamarla cientos de veces, en regresar para abrazarla, consolarla, darle todo su amor, asegurarle que estaría a su lado para siempre, pero no lo hizo, decidió después de darle muchas vueltas, dejar pasar el tiempo, respetar su dolor, sus momentos de soledad. Pensó que sería lo mejor para todos, o tal vez para él mismo. Siempre había huido de situaciones difíciles, prefería vivirlas desde un segundo plano y esta vez no fue diferente, actuó como siempre lo hacía sin medir las consecuencias que tendrían sus actos.

Una vez más la ausencia de palabras dieron lugar al malentendido, un malentendido que quizá costó la relación. El silencio, la espera, la falta de comunicación se interpuso a los sentimientos, a las ganas… al deseo de estar juntos. Su cobardía le hizo perder lo que tanto necesitaba.

La vida nos da oportunidades, nos pone en el camino momentos o situaciones que esperamos,  en nuestra mano está cogerlas, amarrarlas y aprovecharlas o dejarlas pasar para después lamentarnos por lo que pudo ser y no fue.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

Un comentario en “Sin entendimiento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s