Sentimientos contradictorios

La casa estaba vacía, más vacía que nunca. Todos se habían marchado horas antes agotados del incesante trajín de esos días de tantos nervios y preparación.

Todo salió de maravilla, el enlace se celebró sin contratiempos, lágrimas, emoción, banquete y como traca final una enorme tarta de chocolate con los novios como protagonistas. Tras la intensa noche donde el baile se convirtió en el protagonista, regresaron a casa.

Ella no pudo evitar asomarse a la habitación de su hijo donde horas antes estaba ayudándole a vestirse para celebrar uno de los días más importantes de su vida, el día en el que abandonaría su soltería para comenzar una nueva vida junto a la mujer que años atrás le había robado hasta el alma.

No pudo evitar sentir cierta nostalgia, nunca más volvería a ocupar aquel lugar y eso la entristecía. Comenzó a sentirse tan sola. Tendría que acostumbrarse a vivir con aquel sentimiento. Para ella también comenzaba una nueva vida. Su hijo se había hecho mayor, el tiempo pasó volando y ella no había caído en la cuenta, no había pensado jamás en ese momento, en el instante en el que cerraría la puerta de su casa sin esperar a nadie más, tan solo la llegada de un nuevo amanecer.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

 

 

6 comentarios en “Sentimientos contradictorios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s