Una vida por error

Parte del capítulo II

Eran más de las doce del mediodía, cuando Salma se despertó sobresaltada. Le extrañaba que sus hijos no se hubiesen levantado. Normalmente solían madrugar y correr al dormitorio para despertar a mamá y desayunar juntos.

Salió de la habitación sin apenas hacer ruido por no despertar a Pablo, que dormía profundamente, y entró en el dormitorio de los pequeños. Al acercarse a ellos no percibió respiración alguna.

Asustada, con el rostro desencajado, corrió a buscar a Pablo. Este se levantó aturdido por el trasiego de la noche anterior y fueron a ver a los pequeños.

Sin poder contener las lágrimas, paralizada por el pánico, Salma esperó el peor de los desenlaces…

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerroroundestinosincorazon

Un comentario en “Una vida por error

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s