Rechazo

Rechazo, cuantos sentimientos despierta esta palabra, tristeza, pena, en ocasiones impotencia…

Cuando comencé en el maravilloso mundo de la literatura era cociente de que no sería un camino sencillo, que unos puertas se abrirían y otras muchas, la gran mayoría permanecerían cerradas. En algunos casos tus esperanzas terminan por desvanecerse cuando abres un correo electrónico para leer que tus escritos no están a la altura de las expectativas de la editorial o del blog.

Entonces sientes pena y empiezas a cuestionarte si realmente merece la pena publicar lo que escribes o por el contario lo mejor sería guardarlo para ti.

Paras un momento, reflexionas y llegas a la conclusión de que hay que seguir luchando porque los sueños pueden hacerse realidad con esfuerzo, trabajo, empeño y esperanza. Porque cuando se cierra una puerta se abren mil ventanas. Porque nadie tiene la verdad absoluta y al igual que no puedes pretender caer bien a todo el mundo tampoco va a gustar lo que escribes al planeta entero.

Es un camino muy difícil y hermoso a la vez. Escribo porque me gusta, me apasiona, me ayuda, creo a mis personajes, los quiero, los adoro desde el mismo instante que nacen, forman parte de mi vida, su historia es la mía, sufro con ellos, me emociono con las historias que escribo y por ello pienso que merece la pena seguir por este camino lleno de flores y espinas a la vez. No pienso rendirme, vendrán mil decepciones, criticas mejores o peores pero al final me quedo y me quedaré con lo positivo, con la sonrisa del lector que emocionado me habla como se ha sentido al leer alguna de mis novelas, como se ha identificado con algún personaje o con parte de la historia.

En definitiva me quedo con lo que sentí y escribí al principio de mi segunda novela, un destino sin corazón:

“Cuando todo cambia en un instante es muy sencillo caer, rendirse y compadecerse de uno mismo. Lo difícil es luchar por seguir adelante. Nadie dijo que la vida fuese fácil, el coraje de cada uno marcará la diferencia. No permitas que tus miedos y angustias te impidan vivir a tu manera. Disfruta de cada momento, el final es el mismo para todos pero al vida…solo tú decides como vivirla”.

Sandra Raya Porcel

#Unavidaporerrooundestinosincorazón.

9 comentarios en “Rechazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s